Fiasco – Un nuevo concepto de rol

Libro de Fiasco

Después de un descanso creativo en este blog propiciado en su mayor parte por exámenes y cosas de la universidad en la que, por suerto o por desgracia, todos los autores de este blog estamos inmersos; me gustaría volver a traeros mierda de la buena.

Me encanta el rol, me apasiona desde el mismo momento en que lo conocí. Ese tipo de cosas que sabes que toda la vida habías querido hacer y nunca supiste que era hasta que lo hiciste. Empecé jugando al rol de una forma clásica con un juego clásico, Dungeons & Dragons (como tanta gente). Rápidamente pasamos a juegos menos clásicos pero igual de divertidos. Así descubrí también que me encanta jugar y conocer juegos nuevos.

El juego que quiero traeros hoy no es un juego de rol en el sentido más clásico de la palabra, pero es igual de divertido y mucho más loco. Fiasco es un juego absurdamente genial, uno de esos juegos que me enamoró solo con la pequeña presentación de su contraportada:

Fiasco es un juego inspirado en películas como Sangre FácilFargo Un Plan Sencillo. Durante una partida, tus amigos y tú crearéis e interpretaréis situaciones desastrosas y estúpidas que habitan en el oscuro y cómico cruce de caminos entre la avaricia, el miedo y la lujuria. Es como hacer vuestra propia película de los Hermanos Cohen en el mismo tiempo que tardaríais en verla.

Di qué una vez más…
Hay mucha esencia Tarantiniana en este juego.

Una joyita para jugar en cualquier momento, cuando no se te ocurra nada mejor que hacer (posiblemente cuanto más juegues más te sucederán esos momentos). Su creador es Jason Morningstar, un experimentado diseñador de juegos forjado en Steve Jackson’s Games sobre el que no es necesario mencionar su genialidad. Su creación es uno de los juegos más divertidos para pasar el día con amigos desde la invención de Trivial (o, bueno, quizás no tanto pero realmente divertido).

Este juego se aleja de lo clásico en lo interpretativo y lleva al máximo el concepto de narrador cooperativo. Aquí todos serán narradores de una historia que nacerá sola por el simple impulso de los escenarios que se utilicen. Las reglas básicas son sencillas y robustas, no necesitarás nada más que tu imaginación para hacer partidas inolvidables con este juego. La premisa es sencilla, crea la historia más delirante, divertida y genial que puedas.

Y ahora… ¿qué hago con este tío?
Típica pregunta en Fiasco

Hacerlo es bien sencillo y rápido. Cada uno de los jugadores (hasta 5) es un personaje que posee determinadas conexiones con los jugadores sentados a su lado. Estos personajes surgen de una fase de creación de personajes totalmente cooperativa y muy dinámica en la que, básicamente, comienza a surgir una historia fantástica llena de líos y enredos difíciles de resolver sin dolor…

Acto seguido comenzará la segunda fase del juego donde cada personaje dará forma a la historia desde su punto de vista bien decidiendo el inicio de su escena o bien decidiendo el final, el resto de jugadores se encargarán de completar la parte que falta. Mediante un sistema muy sencillo, que no voy a explicar ahora pero solo requiere de dados de dos colores, se determina lo bueno o lo malo que será el futuro de tu personaje. La historia se irá liando cada vez más, con imprevisibles giros en la trama, hasta que llegue a un punto de no retorno donde los personajes tendrán que enfrentarse a su desafío definitivo… que será bueno o malo, estupendo o catastrófico, pero siempre enormemente divertido.

Los hermanos Cohen son la máxima inspiración de este juego, eso nos encanta

Otro de los aspectos característicos de este juego y un motivo más de su genialidad, es lo abierto de su trasfondo. Se nos dan unas reglas básicas generales para crear historias, pero la enjundia de cada partida reside en los escenarios. Estos son de lo más variado y te ofrece las claves que debemos seleccionar entre todos para dar forma a la partida. Todavía mejor, el juego es lo suficientemente flexible para que puedas crear tus propios escenarios y Edge no ofrece más que facilidades, con un generador de escenarios. Esto es algo que tal y como están las cosas ahora en el mundo editorial se agradece y les honra.

En definitiva, Fiasco es un genial juego interpretativo muy abierto y con enorme flexibilidad que sin embargo está muy acotado en el tiempo (lo bueno si breve…) y que, desde luego, ofrecerá unas cuantas horas de diversión en grupo. Muy, muy recomendable.

Anuncios