Crítica estreno: The amazing Spiderman, por Gensin

El pasado viernes 6 de julio fui a ver el estreno de la nueva película de Spiderman, un reinicio de Marvel Studios para acercarlo más a la concepción original de Stan Lee y poder introducirlos en el círculo de Los Vengadores (tal y como yo lo veo, con tantas y tantas películas de super héroes de Marvel, pretenden llegar a recrear la historia de la guerra civil de Marvel, lo que sería para mi una estupedísima noticia).

The Amazing Spidermanes el nombre que se le ha dado a la película, en esta ocasión inician la historia en la etapa de instituto de Peter Parker y se han basado en la saga original (con el mismo nombre), en la saga Ultimate y en la serie animada de 1994, lo que nos trae un Spiderman más joven y más sarcastico; más fiel al original que lo eran las películas de Sam Raimi. Este director inició la locura de películas de superhéroes con la primera película de Spiderman hace, exactamente, 10 años. Aunque en su momento fue una muy buena película de superhéroes, los futuros trabajos de Marvel Studios han terminado por echarla abajo (sobre todo después de la no muy buena segunda parte y la patética tercera parte). Al principio yo era un poco escéptico en cuanto al reinicio de este personaje (muy querido por mi parte), en parte por lo sobresaliente de las últimas películas de Marvel. Sin embargo, reconozco que he salido encantado del cine.

The Amazing Spiderman, es una película dirigida por Marc Webber (del que francamente poco sabía, excepto por su película de 500 días que no estuvo mal) y protagonizada por un bastante desconocido Andrew Garfield (el mejor amigo de Mark Zuckerberg en La red social) y Emma Stone, como Peter Parker/Spiderman y Gwen Stacy. Si algo tengo que destacar de esta película es que esta pareja (y, también hay que decirlo, el plantel de actores que los acompañan) hacen una brillante actuación (que dejan muy, muy atrás la sosa actuación de Tobey Maguire en las películas de Sam) con carisma y, sobre todo, mucha naturalidad. Ese es uno de los grandes puntos fuertes, es una película rodada con naturalidad, con simpatía y moderado realismo (a ver, hasta cierto punto) y que no ofrece en ningún punto (salvo en una escena cerca del final un poco chusca) un extremo nivel de ridículo como tiende a ocurrirle a algunas películas de esta temática. Mención especial también para los tíos de Peter Parker, Tío Ben y Tía May, protagonizados por unos estupendos Martin Sheen y Sally Field.

Lo único malo que le puedo achacar a esta película es que, en ocasiones, se nota que se utilizan recursos algo estúpidos para acercar muchas escenas al público infantil (como, por ejemplo, que todos los aparatos hablen… ¿por qué?) y, también, algunas escenas del final que no terminan de encajar del todo, pero creo que por hoy vamos a dejarlo pasar. Veamos que tal funciona esta nueva saga del superhéroe arácnido pensada como una trilogía.

De momento, para mi, esta película se ha convertido en una de las mejores de superhéroes de Marvel a la altura de Iron Man (aunque amigos míos no están para nada de acuerdo), pero me ha gustado mucho este nuevo Spiderman tratado con tanta naturalidad, madurez y fidelidad al personaje original. Soy un fan, que le vamos a hacer. Una película muy recomendada.

Anuncios