Presentación personal de mi persona, Pyreho

¡Hola a todos! Bienvenidos a este, nuestro humilde blog.

Al igual que el otro día mi compañero hizo su presentación, hoy haré yo la mía. Para no repetirnos y para representar la variedad de temas que trataremos en la deseable larga vida de este blog, trataré el tema de los videojuegos. Por supuesto, no me considero un especialista en videojuegos, ni mucho menos un pro-gamer. Mi afición por los juegos es puramente evasiva: juego para distraerme y para disfrutar un rato. Para superar complicados retos, principal interés de mucha gente en los videojuegos, ya tengo la vida real.

Una vez explicado mi punto de vista sobre la utilidad de los videojuegos, paso a crear algunas categorías donde englobarlos. Obviamente no es ni única ni exhaustiva, pero me servirá para contaros un par de cosillas.

VIDEOJUEGOS DE ACCIÓN

A esta categoría le pasa un poco como al drama en el cine. Es una categoría en la que por definición puedes meter casi cualquier cosa, porque seamos realistas, nadie juega a un videojuego solo para estar mirando. Sin embargo, popularmente se utiliza para referirse a juegos rápidos, en tiempo real, que normalmente implican peleas, combates o disparo. Yo personalmente la utilizo como una categoría general para otras mucho más concretas: shot em’up, plataformas, aventuras, peleas, ciertos rpg’s, etc. Y si me tengo que decantar por algún juego que englobe la mayor parte de estos elementos, no es tarea fácil. Muchos pasan por la mente, desde grandes clásicos como la saga Prince of Persia a casi cualquier juego de la franquicia Star Wars, como los relativamente recientes The Force Unleashed y su secuela. Sin embargo, creo que me quedaré con una saga de juegos que ya empiezan a hacer historia: los Assassin’s Creed. Lo que me ha llevado a tomar esta decisión es, principalmente, que los Assassin’s Creed cuentan con todos los elementos comunes de los juegos de acción, y no solo unos pocos. Tienen peleas, disparos, plataformas, puzles, minijuegos, una historia trepidante (sobre todo a partir del segundo), un ligeramente desarrollado sistema de rpg y, por supuesto, el hecho de ser un juego sandbox. Aquí os dejo con el (bastante conocido) trailer de la primera entrega de la saga:

VIDEOJUEGOS DE ROL (rpg’s)

Aunque las tendencias actuales tratan de ponerlo todo online y crear juegos masivos multijugadores (lo que en esta categoría concreta se conoce como mmorpg), yo soy de la vieja escuela, y sigo defendiendo que un juego de rol bien hecho para jugar solo es mejor que un juego pobremente desarrollado para jugar en la red. Porque seamos realistas: lo único bueno que tienen juegos tan famosos como el WoW o los Lineage es que trabajas en equipo, pero como juegos son sumamente lineales, aburridos, repetitivos y poco desarrollados. Siento mucho si hiero sensibilidades con este comentario, pero aceptaré encantado mensajes de gente que sepa defenderme por qué el sistema de desarrollo de personajes del WoW es mejor que el de grandes clásicos como los Neverwinter Nights. Y aun pudiendo elegir el Neverwinter como mi juego favorito junto con otros grandes del género (como los Baldur’s Gates, la saga Two Worlds, los de obligada mención Final Fantasy o los raramente aquí categorizados Pokémon), creo que me decantaré por el reciente Skyrim, y en general la saga The Elder Scrolls. Podría tirarme horas enumerando las características que hacen de este juego absolutamente excepcional, pero creo que me quedaré con dos y os dejaré con un trailer: su sistema de desarrollo completo y sumamente libre y su mundo enorme con infinitas quests.

VIDEOJUEGOS DE ESTRATEGIA

De nuevo, una categoría de cajón de sastre. La mayor parte de la gente lo relaciona con estrategia militar, pero no tiene por qué ser así necesariamente. También hay juegos de estrategia económica, empresarial, de gestión de tiempo, etc. Sin embargo, hoy se trata de favoritos, y mis favoritos son los de estrategia militar. Dentro de estos volvemos a tener una gran división: por turnos o en tiempo real. Algunos se encuentran en un término medio, como es el caso de la saga Total War. En cualquier caso, se trata probablemente de mi categoría favorita de videojuegos, por lo que podría nombrar gran cantidad: TZAR, Heroes, Star Wars Galactic Battlegrounds, Stronghold, Imperium, Empire Earth, Rise of Nations, Age of Mythology, Command & Conquer, Total Annihilation, La Batalla por la tierra media, Starcraft (si no pongo este mucha gente me matará), Warcraft (los de estrategia), y muchos, muchos más, y cada uno de ellos con sus debidas expansiones y versiones. Sin embargo, hay dos a los que siempre he considerado los primeros en su categoría: la saga Age of Empires en tiempo real y los fantásticos Civilization en juego por turnos. No pondré trailers, porque no son tan emocionantes en este tipo de videojuegos, pero os recomiendo mucho probarlos. Es un género que, como ya he dicho, me encanta. Cada partida es distinta, no hay ningún tipo de linealidad, las opciones son infinitas. Y, por supuesto, la sensación de poder cuando controlas el mundo. Mwahaha. Mwahahahaha. MWAHAHAHAHAHA. Y ahora, si me disculpais, debo ir a tomar mi medicación.

VIDEOJUEGOS DE FIESTA

Bien, y os preguntaréis, ¿qué puñetas es un juego de fiesta? Aunque no es un género clásico, me ha parecido relevante incluirlo. Considero “de fiesta” todo aquel juego en el que puedes jugar con más de 2 personas en una misma habitación. Es decir, cuando estás haciendo una fiesta de algo. Se incluyen los tipo DDR, los musicales (como Guitar Hero), algunos juegos de coches y, por supuesto, la mitad de los juegos actuales de la Wii, como el Mario Party o el Mario Kart. Sin embargo, creo que me decantaré por los Singstar, juegos sorprendentemente poco populares entre los tios. Pocas cosas animan tanto una fiesta como dar el cante con cualquier Singstar, con la ventaja añadida de que, si eres malo… ¡es casi más divertido!

VIDEOJUEGOS DE PELEAS

Género antiguo donde los haya, pues algunos de sus grandes clásicos ya eran famosos incluso antes del nacimiento de los autores de este blog. Estoy hablando, por ejemplo, del archiconocido Street Fighter. ¿Y quien no recuerda aquellos antiguos juegos de ir por la calle matando bandidos y moteros, subiendote “arriba y abajo” por la acera? Esta categoría ha sido carne de cañón de las recreativas y los arcades, y todos nos hemos gastado monedillas en ellos. Algunos merecen especial mención, como los Soul Calibur y los Tekken, juegos no demasiado antiguos para el género pero que han ido mejorando mucho con los años y aun se mantienen en las tiendas con sus últimas versiones. Algunos quizás recuerden juegos menos conocidos como el Battle Arena Toshinden, o muchos otros que seguramente yo no conozca. Casi necesitarían otra sección los juegos de peleas basados en sagas de Anime y Manga, como los excelentes Dragon Ball Z: Budokai Tenkaichi. Aun recuerdo sus antecesores como el Dragon Ball GT: Final Bout o incluso alguna versión de la Nintendo 64 cuyo nombre no viene ahora a mi mente. Pero antes de ponerme demasiado melancólico, diré que considero mi juego favorito de peleas el Super Smash Bros, especialmente su última versión, el Super Smash Bros Browl para Wii. Si, sé que no es el más completo, ni el que más combos tiene, ni al que más puedes perfeccionar tu arte del combate. Pero como he dicho al principio del artículo, esto no es sobre qué juego es mejor, sino sobre qué juego me gusta más. Y yo, personalmente, me lo paso pipa tanto dando como recibiendo al Super Smash Bros con mis amigos o mi novia.

MINIJUEGOS

No debemos olvidar el antiguo arte del minijuego, ya sea como parte de un juego mayor o como un juego en sí mismo. Además, estos juegos cada vez son más buenos y completos. Existen infinidad de páginas donde encontrarlos, pero mis favoritas son armorgames, minijuegos y miniclip. Hubo un tiempo en que jugaba a cada juego que salía en estas páginas, aunque solo fuera para probarlo. Como llevaría una saga de posts hablar de la infinidad de minijuegos existentes y sus decenas de categorías, hablaré directamente del minijuego en el que probablemente más horas he pasado: N – The way of the Ninja. Es un juego sencillote, con apenas 6 o 7 teclas y estrategias bastante básicas. Pero es ágil, divertido y emocionante. Es de los pocos juegos que rompen mi excepción de los retos: me he tirado mucho tiempo pasandome las misiones más difíciles por el simple placer de superar un reto complicado.

Y en fin, supongo que podría crear muchas más categorías y escribir sobre muchísimos más juegos. Pero esa no es la finalidad del post. Creo que ya he hecho mi presentación y ha quedado más o menos claro lo que me gusta. Si echáis en falta alguna de las grandes categorías (como deportes o shot em’up), es porque no son precisamente mis favoritas. Sin embargo, este blog es para todos los públicos, así que no os preocupéis, hablaremos de ellas.

Y si has leido hasta aquí todo lo que he escrito… por el amor de dios, ¡deberías ir a ver a un psicólogo!

¡Abrazos, bloggreaders! Esperemos que esta sea una relación larga y fructífera para ambos lados de la pantalla.

Anuncios